Un Empresario Que Desea Hacer Crecer Su Negocio

Lo que no crece, muere. 

Ejecutiva compartiendo sus ideas con sus colegas en la oficina – foto creada por peoplecreations – www.freepik.com

En una época de globalización, volatilidad, incertidumbre y complejidad como la actual, crecer como empresario y como líder es la única vía para mantenerse con éxito.

Es posible que una de estas situaciones refleje tu forma de ver tu situación actual:

  • El mercado está cambiando drásticamente debido a la llegada de modelos de negocio disruptivos.
  • El comportamiento de tus clientes está cambiando.  Antes tu negocio “despachaba” proyectos y ahora hace falta acciones comerciales de mayor intensidad.
  • Están apareciendo tecnologías nuevas que hacen peligrar tu modelo de negocio.
  • Se te va el tiempo en reuniones de las que a menudo sales con una sensación de insatisfacción.  Echas en falta foco y resultados tangibles.
  • Sientes que necesitas comunicar mejor, de una manera más efectiva.
  • Hay un clima laboral enviciado por malentendidos y prejuicios.
  • Gozas de una empresa saludable que ha alcanzado grandes éxitos y deseas que pase al siguiente nivel.
  • Tienes niveles altos de estrés y deseas alcanzar un nivel de bienestar más elevado.
  • La conciliación entre la vida familiar y la empresa es complicada, y anhelas lograr mayor calidad de vida manteniendo los resultados empresariales.

Para responder de manera efectiva a las fluctuaciones del mercado, los empresarios debemos tener experticia técnica y en liderazgo de equipos, y además saber cómo leer las señales que conllevan estas fluctuaciones.  Debemos ser capaces de comunicar con claridad, reformular y normalizar la situación y conectar con los empleados a un nivel más profundo, generando confianza, sentido de pertenencia, y un sentido de propósito en cada uno de ellos.    Debemos estar listos para soltar pensamientos y creencias, dominar nuestro estado emocional y acceder instantáneamente a un estado de paz interior y discernimiento que nos permita tomar la mejor decisión en medio del caos.

En este contexto, “deber” significa “ser capaz de responder” de manera efectiva, independientemente de las circunstancias, viendo las oportunidades y disfrutando de paz interior en medio del huracán aparente exterior.   Esta capacidad nos sirve tanto en el ámbito empresarial como en nuestra vida privada, en las relaciones con nuestra pareja y nuestros hijos.

¿Qué te ofrezco?

  • Un diagnóstico personal y de tu equipo directivo de fortalezas y áreas de crecimiento sobre un modelo de 15 competencias de líderes globales para el futuro desarrollado a partir de una investigación con líderes de empresas de Fortune 500.
  • Herramientas y prácticas para desarrollar el discenimiento, la presencia y la consciencia, tanto a nivel individual como en equipo, tanto en persona como por videoconferencia, y así desarrollar la capacidad de resiliencia y crecimiento.
  • Apoyo para desarrollar equipos altamente efectivos y líderes dentro de la empresa, capaces de leer las señales y tomar las decisiones desde un nivel profundo de comprensión de lo que está sucediendo en la empresa y en el campo.
  • Hacer de puente entre distintas estructuras de negocio, creando una comunicación clara y efectiva, limpiando suposiciones y logrando alineamiento… lubricando las ruedas del negocio para elevar la capacidad de responder de manera efectiva a un entorno volátil lleno de incertidumbre y complejidad.
  • Experiencias transformadoras que facilitan una visión, cultura y resultados compartidos, que permiten encontrar propósito individual y de empresa y alinear los recursos individuales con el fin de hacer crecer la empresa y el bienestar de todos sus participantes.

¿Cómo sabrás si esto es apropiado para ti?

Hay algunas pistas que pueden servirte para responder esta pregunta:

  • Deseas resultados, en lugar de consultoría, mentorización o formación.
  • Estás abierto a celebrar lo que funciona, a explorar y reconocer lo que NO funciona, y a crear un cambio.
  • Consideras que tu situación actual de negocio es algo sobre lo que puedes actuar y mejorar, a pesar de las circunstancias externas.
  • Deseas una perspectiva externa, trabajando mano a mano con tu equipo para generar soluciones efectivas e implementarlas rápidamente.
  • Estás dispuesto a pagar sólo si hay resultados y abierto a medir el progreso.  Si no hay resultados, no hay pago.

¿Estás listo para hacer crecer tu negocio juntos?

Si es así, por favor rellena este formulario compartiendo cuál es tu reto.  Agendaremos una llamada para conocernos lo antes posible.